¿Por qué suele ser un proceso difícil y altamente especializado?  

Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) son trastornos del desarrollo por lo que la manifestación de los síntomas cambia con el tiempo y por ello, en un mismo niño, el TEA se presenta de forma muy diferente  a los 24 meses que , los 5 o a los 18 años por ejemplo. Las personas con TEA muestran una gran variabilidad en la expresión de sus síntomas, tanto por la propia singularidad de la persona, como por factores moduladores en su manifestación, como son la capacidad intelectual que tenga el sujeto, su capacidad lingüística, la posible co-existencia de enfermedades médicas asociadas (epilepsia o alteraciones genéticas…entre otras muchas), factores ambientales (exposición al ácido valproico o el síndrome de alcohólico fetal)  así como la frecuente comorbilidad psiquiátrica asociada (por ejemplo, TDAH).

En Tranquilamente contamos con profesionales con amplia experiencia en la evaluación y tratamiento de Trastornos del Espectro Autista.