La terapia con caja de arena en formato grupal es una adaptación de la técnica creada por la psicoterapeuta suiza Dora M. Kalff. “Sand Play” La técnica original es una técnica proyectiva por medio de la cual tanto niños como adultos pueden traer el contenido psíquico a la consciencia a través de un juego con esencia no verbal y simbólica. 

La novedad de la técnica con de caja de arena en formato grupal ideada por la Doctora Lucía Torres Jiménez, radica en adaptar la técnica de Dora M. Kalff al tratamiento de pacientes en grupo en el contexto de un trabajo psicoterapéutico intensivo en hospital de día.

Esta nueva técnica facilita la expresión y elaboración de conflictos internos, siendo un catalizador para la evolución positiva en el tratamiento de hospital de día.

La primera vez que se lleva a cabo esta nueva técnica de terapia grupal con Caja de Arena por la doctora Lucía Torres Jiménez es el día 7 de septiembre de 2.020, con el grupo 2 de pacientes del  ”Hospital de Día el Viso de Instituto Montreal” y el 14 de septiembre de 2.020 con el grupo 1.

Los grupos se componen de una media de 10 participantes (máximo 12, mínimo 6).

Para ello, contamos con 12 cajas de madera (cada una de ellas de 60cmx40cm), pintadas de azul por el fondo y laterales, y cubiertas con arena de sílice. Dos mesas de 180cmx80cm. En cada una de ellas caben hasta 6 participantes.

Las miniaturas se disponen en estanterías en la habitación. Al ser una actividad grupal, el número de ítems se multiplica: 6-10 ítems de cada animal salvaje, doméstico o de granja. Al igual de objetos (armas de fuego, armas blancas, vegetación, escaleras,…).

Las consignas para llevar a cabo la actividad son las siguientes:

La actividad se llevará a cabo en silencio.

Los ítems se colocarán dentro de la caja de cada uno, nada fuera.

Se explica que la actividad consiste en explorar las sensaciones de tocar la arena, conectar con los sentimientos o recuerdos que surja. Permitir que los ítems de las estanterías les elijan, antes de que ellos elijan los ítems. 

Una vez todos los participantes han acabado sus cajas, las observamos con mucho respeto todo el grupo. 

Uno a uno van relatando lo que han creado en sus cajas. El resto del grupo escuchamos en silencio. Una vez ha finalizada su explicación, los participantes formulamos preguntas con respecto a la historia creada. No se harán interpretaciones ni se asociarán aspectos de la caja a la vida personal del creador. 

Durante esta parte verbal, la terapeuta recoge literalmente de forma escrita la sesión: explicaciones y preguntas. Posteriormente se toman fotos de la caja. 

La terapia se realiza semanalmente, una semana con cada grupo y las sesiones tienen una duración 2 horas. El material de la sesión es archivado cronológicamente, para que los pacientes puedan acceder a él si es que lo desean.