Llámenos

911.989.500

Escríbenos

consulta@tranquilamente.es

DIrección

Paseo de la Habana, 23 28036 Madrid

Innovación en Psicoterapia

Terapia con Cubos Espejo

Los Cubos Espejo es una técnica innovadora creada por la Dra. Lucía Torres que nos permite representar nuestros estados internos y conflictos interpersonales a través de cubos translúcidos.

Los Cubos Espejo permiten vernos reflejados con la suficiente distancia y seguridad como para poder identificar nuestras dificultades y conflictos sin sentirnos juzgados, paso fundamental para iniciar el cambio.

.

Al igual que el espejo físico nos devuelve con objetividad nuestros defectos, lo que nos permite lograr finalmente la mejor versión de nosotros mismos, los cubos espejo realizan la misma función a un nivel interno.

Que no somos perfectos, es una obviedad. Que estamos en una sociedad en la que tratamos de ocultar nuestras imperfecciones a toda costa, también lo es.

Ver aquello que no nos gusta en nosotros mismos es duro, pero no verlo es peor. Los cubos espejos facilitan enormemente en el contexto de la psicoterapia poder identificar nuestras limitaciones, para gestionarlas de la manera más óptima. En ocasiones, resolviéndolas. En otras aceptándolas, para que no sigan sumando perdidas fruto de nuestra negación.

Ejemplo del uso de Cubos Espejo para el abordaje de los dobles mensajes

A modo de ejemplo, vamos a representar el doble mensaje al que estamos sometiendo a los niños de hoy en día con el lema por excelencia de nuestra sociedad de ser “ser el mejor”.

Si dos cubos espejo representan a un ser humano, y solo tenemos a uno, la persona no puede ser ni mejor ni peor. Es, y punto.

Sin embargo, el juego comienza en cuanto entra otra persona en el escenario. Ahora ya sí uno puede ser mejor, a costa de que el otro sea el peor (algo que a los niños de hoy en día les genera pánico y fobia).

¿Qué implicaciones tiene?

El amigo ya no es el amigo de otras épocas, ahora el amigo es el rival: si uno siempre tiene que perseguir el título del “mejor”, ese trofeo solo se lo llevará uno de los dos.

El partido de fútbol del sábado ya no es un momento de disfrute en el que se sienten queridos al contar con la presencia de sus padres. Ahora es el “examen” ante el público de los padres en el que se juegan ser “los mejores” o “los peores”, con todo lo que esto implica para menores y adultos.

¿Qué ocurre entonces en el entorno familiar?

Si hemos enseñado a nuestro hijo que ante todo tiene que ser el mejor… ¿A costa de quién lo va a ser en el sistema familiar? Porque como bien representan los cubos espejo, para que un miembro de la familia cuente con más cubos, otro ha de ceder los suyos. Este hecho se convierte en ocasiones en una fuente de enorme sufrimiento para los niños.

De alguna manera decirle a un niño (en muchas ocasiones con la mejor de las intenciones) “tú tienes que ser el mejor” es decirle que no es suficiente siendo quien es, y por eso necesita el añadido de “ser el mejor”. Definitivamente, es decirle que no es lo suficientemente valorado ni querido siendo simplemente él mismo.

Articulos reciente sobre la terapia de Cubos Espejo