¿Qué síntomas tiene el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es frecuentemente diagnosticado en la infancia y puede persistir en la edad adulta.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) se caracteriza por inatención (fallos en la regulación de la atención, distracción moderada a grave, períodos de atención breve), hiperactividad (inquietud motora, no en todos los subtipos) y comportamiento impulsivo (inestabilidad emocional y conductas impulsivas) que produce problemas en múltiples áreas de funcionamiento, dificultando el desarrollo social, emocional y cognitivo de la persona que lo padece.

Uno de los síntomas más destacables, y que parece ser contrario al nombre del trastorno, es la capacidad de hiperfoco o hiperconcentración, debido a que las personas con TDAH poseen una atención ligada a factores emocionales, no conscientes, y pueden prestar atención excesiva cuando se encuentran asustados o emocionalmente motivados.